El proceso del duelo es duro, y afloran sentimientos que, en muchas ocasiones, son difíciles de gestionar. Es por ello que se hace necesario crear un entorno de gestión emocional que ayude a sobrellevar las diferentes etapas por las que pasan los familiares y allegados que ha perdido a un ser querido.
Porque cada persona es única y reacciona de forma diferente ante una pérdida, de ahí la importancia de atender y ofrecer a cada individuo las herramientas necesarias que mejor se adapten a sus necesidades.

Para ahondar en este aspecto tan fundamental, Grupo Narbón llevó a cabo un encuentro con los máximos representantes del sector decesos, en el que presentó los últimos servicios emocionales que ha desarrollado que cubren esa necesidad social y que representan una evolución muy importante, ya que ayudan y facilitan una nueva forma de conectar con familiares y entorno más cercano del fallecido.

servicio emocional

Entre las propuestas destacan los productos emocionales personalizados, que son soluciones de refuerzo en la gestión del servicio en el entorno emocional.

Así, por ejemplo, tal y como explicó el director comercial de Grupo Narbon, José María Robisco, en un primer momento, el de la despedida, es importante contar con productos y servicios con los que gestionar la primera etapa tras el fallecimiento de manera rápida y eficaz para ayudar a comunicar el deceso a todo el entorno del ser querido.

Para reforzar la oferta de productos en la gestión emocional, Narbón ha desarrollado servicios pueden ampliar las posibilidades de adaptación a cada familiar, y a través de diferentes herramientas emocionales, gestionar sus necesidades y potenciar el recuerdo de los seres queridos.

Para ello, Antonio Teruel, consejero delegado de Grupo Narbón, expuso un concepto que aglutina diversos elementos sujetos a la personalización emocional, que permite individualizar con imágenes y textos toda una gama de productos. En base a este concepto, presentó los diversos servicios, entre los que destaca la Medalla para el Recuerdo. Bajo el claim “Siempre junto a mí”, con la que se descubre un servicio pionero en el sector funerario. Se trata de una medalla de plata como elemento de base, en el que personalizar el recuerdo de cada familiar a través de la elección de imágenes y textos de manera individual, adaptándose a cualquier persona y dando consuelo en los momentos duros del proceso. El servicio consta de 3 tipologías: plata; cuero-plata; y oro.

Este producto se suma a la joya emocional 3DMemories, una solución de alto valor añadido para el recuerdo que permite que la persona pueda superar mejor la fase del duelo. Aceptada y reconocida por todo el sector y la sociedad, 3DMemories nació pensando en crear un elemento emocional que ayude a cada persona en el momento del duelo y como refuerzo emocional y de memoria para el futuro. Una joya única y exclusiva que ha evolucionado en calidad y diseño de nuevos elementos basados en plata y con un grado de personalización cada vez mayor, y que permanece para siempre. El familiar puede llevar en la misma joya emocional la propia esencia del ser querido en todo momento, ya que está fabricada con ADN, cabello o cenizas del finado.

Este servicio, además, es posible personalizarlo (al igual que las medallas para el recuerdo) con imágenes, dando así un servicio emocional de refuerzo para quienes deseen tener un elemento único, no solo con la imagen asociada, sino con la propia esencia orgánica del ser querido.

Bajo el mismo concepto se ha desarrollado un entorno físico donde albergar la joya emocional 3DMemories denominado Marco para el Recuerdo. Que además de albergar la joya emocional 3DMemories, se puede personaliza con la imagen que desee el familiar. Además, a través del Marco para el Recuerdo también hay un punto de acceso a todo el contenido digital asociado al finado, mediante un código QR asociado a la web conmemorativa de acceso a los momentos compartidos en imágenes.

Asimismo, Grupo Narbón presentó mejoras de prestaciones de los productos ya existentes en el entorno de recuerdo, como son sus Tarjetas para el Recuerdo, un servicio se adapta al entorno de servicio emocional personalizado actual, ya que también se puede personalizar con las imágenes y textos que cada familiar desee de su ser querido.

Narbón, con la presentación de toda esta gama de servicios emocionales personalizados, tal y como matizó Antonio Teruel, hace posible adaptar a todas las edades, religiones y maneras de entender el recuerdo de cada persona, personalizando y haciendo que cada miembro de la familia tenga un servicio diferente, único y adaptado a sus necesidades.

herramientas emocionales digitales

Herramientas digitales de gestión y refuerzo emocional personalizado

Bajo el mismo criterio de dotar a los profesionales de herramientas que hagan que el servicio se convierta en un apoyo hacia la persona, Francisco Torres, director de sistemas de Grupo Narbón presentó una innovación tecnológica que refuerza el concepto emocional y de gestión en el servicio para los operadores funerarios.

Bautizado como Tramitador Virtual, permite que la gestión de los servicios se entienda como una atención directa, teniendo muy en cuenta el estado de tristeza de las familias. Y es que, gracias al Tramitador Virtual se evita que el momento del servicio se convierta en una situación incómoda para el asistente y la familia, ya que es la herramienta adecuada para que la prestación del servicio sea rápida y delicada de cara al cliente.
El Tramitador Virtual Funerario es una herramienta de gestión operativa cuyo catálogo de productos y servicios se obtiene desde el mismo tramitador o desde las herramientas administrativas existentes.
La gestión será realizada por el personal operador del servicio funerario mediante un dispositivo móvil personalizado que permite articular todo el servicio en un catálogo virtual que se crea en base al tipo de prestación que se desea realizar.

El área de gestión del familiar

Teniendo en cuenta las distintas fases por las que pasa el doliente, se ha creado también un entorno digital de apoyo, pensado sobre todo para reforzar la atención emocional prestada.
Narbón ha desarrollado su solución de sistema de comunicación SISCOM 4.0, para que los familiares, además de comunicar con el móvil los actos fúnebres o acceder a su espacio conmemorativo surecuerdo.com, también puedan acceder a un espacio de gestión e información.

Atención emocional personalizada

Así como la innovación ha permitido desarrollar productos emocionales disruptivos en el sector, es fundamental también innovar y desarrollar servicios basados en la atención emocional personalizada a los familiares durante el proceso del duelo.
Para ello, Grupo Narbón ha creado sinergias para ofrecer experiencia y transferencia de conocimiento en ámbito psicosocial con la Universidad de Málaga, a través de la Cátedra Universitaria de investigación y desarrollo de iniciativas psicosociales y de la salud. Gracias a ella, se ayuda al sector funerario a conectar emocionalmente con sus clientes a través de la innovación psicosocial, con el propósito de potenciar el grado de satisfacción mediante la gestión emocional.
De esta manera, se ofrecen 3 tipos de servicios:
-Creación de protocolos de atención emocional, donde cada operador desarrolla su plan de acción emocional.
Formación de profesionales en el ámbito de la gestión del duelo y atención emocional.
-Prestación de servicios como acompañamiento en sala, servicios psicológicos (entre otros).

productos emocionales

Con todas estas novedades presentadas el objetivo no es otro que mejorar la prestación y la calidad del servicio para potenciar el grado de satisfacción del cliente a través de la gestión emocional, un valor fundamental y de futuro que nos hará crecer juntos.